domingo, julio 31, 2016

ANTES Y DESPUÉS, DE ZAPATERO A ARMARIO VINTAGE


¡Buenos días! Hace unas semanas me presente al desafío de color que organiza Lorena de Amor por la decoración, y resulté ¡ganadora! El color del desafío era el blanco, os dejo aquí el link del post con el que participe para que le echéis un ojo si no lo habéis visto, y el premio un zapatero de dos puertas con espejo. La verdad no esperaba ganar, participe más por compartir el proyecto que por el premio. Agradezco enormemente el premio tanto a Lorena como a su patrocinador, y como dice el dicho “A caballo regalado no le mires el diente”, pero sinceramente no era de mi agrado y no sabía qué hacer con él ni dónde ponerlo. Pero tras meditar mucho se me ocurrió hacerle unos cambios y convertirlo en un armario para guardar todas mis pinturas. 



Lo primero que hice fue quitarle las puertas ya que una era más grande que la otra y las quería simétricas. Para hacerle las baldas de una manera sencilla y con restos que tenía por casa fuer atornillar unos listones a los laterales del mueble para que hicieran función de soporte de las baldas.




En la parte superior corte un tablón para que sobresaliese un poco para dar otro acabado y no fuera tan recto.



Las puertas las quería sencillas así que solo construí un marco alrededor. Todas las piezas las pegue con cola para madera. Esta de la marca Ceys me encanta.




También le atornille unas patas para dar altura, y como en la parte superior, dar otro aspecto.



Una vez construidas todas las partes toca pintar. Elegí chak paint de la marca xylazel, como en estos últimos proyectos, ya que me gusta mucho el acabado con el estilo que escojo para mis muebles. Para este proyecto he utilizado el color cacao, blanco antiguo y blanco tiza.



Con el color cacao pinte toda la parte exterior para cuando hiciera el decapado saliese ese color marrón sin necesidad de usar betún de Judea.





Una vez seco todo el exterior pinte todo el armario tanto en el interior como en el exterior con el color blanco antiguo. Este color es muy bonito, es un blanco con un punto crema muy sutil que con el efecto envejecido lo hace ideal. 




Para dar un punto de luminosidad solo en la parte que queda en el interior que se forma con el marco de las puertas utilice el blanco tiza.



Decapamos, esta es mi parte favorita :)



Y damos cera para proteger.



¡Y listo!





  
¿Qué os parece el cambio? A mí me encanta, y además ahora tengo todas mis pinturas ordenadas y accesibles.

Bss 
Image and video hosting by TinyPic

En colaboracion con Linos decoración de Grupo PYMA

8 comentarios:

  1. Iba a decir que parece otro, pero es que literalmente es otro Iria!
    Me encanta como te ha quedado, ahora es mucho más original y personal :D

    Feliz día!

    ResponderEliminar
  2. Coincido, es otro! una versión mas que mejorada. Felicitaciones por el premio!

    ResponderEliminar
  3. Excelente cambio! Irreconocible, me encanto! Saludos

    ResponderEliminar

Blogging tips