jueves, abril 23, 2015

DIY... RELOJ RÚSTICO PALLETS



Hace mucho que quería construir un reloj de madera, envejecido y sólo decorativo (sin manillas) Como sabéis la "media costillita" suele traerme listones de madera de los sobrantes de su trabajo, así mis proyectos me salen más económicos. 



Pero el inconveniente es que puede pasar mucho, mucho tiempo hasta que vuelven a tener sobrantes, pero por fin los trajo, así que ya sabía perfectamente que iba a hacer con ellos. Hoy os traigo el paso a paso como siempre, por si os animáis a hacerlo.

Primero es establecer la medida de nuestro reloj. Las medidas las calcularemos, el alto con el tablón central y el ancho con los laterales, según el tamaño necesitaremos más o menos tablones, pero siempre impares.


Una vez establecido las medidas, juntaremos todos los tablones para dibujar un círculo, ya que esta será la forma del reloj. Como las medidas del mío eran bastantes grandes, use para dibujarlo el método de toda la vida, que consiste en tomar el punto central y con una cuerda con el radio que queramos de nuestra circunferencia atarle en el extremo el lápiz, y girar la cuerda desde este punto central dibujando el circulo.



Una vez dibujado el circulo, toca cortar nuestras maderas, pero antes las uniremos para que sea más fácil el corte, y no tengamos que ir de una en una, ya que nos pueden salir de forma irregular y luego no encajar entre ellas, y de este modo el corte se hace seguido. Para esto por la parte trasera colocaremos dos listones perpendiculares que atornillaremos para unir cada listón a estos dos, los extremos lo haremos con dos más pequeños, ya que queremos tener la zona central despejada para un paso que veremos más adelante.


Yo les hice unos agujeros para que me fuera más fácil atornillar.


Una vez todos los listones unidos toca cortar con la caladora y una sierra de cortes cuervos para madera. En este paso hay que ser pacientes e ir poco a poco. Lo mejor para obtener un buen resultado es ir con calma. Después lijaremos para eliminar posibles astillas, errores y dejar una superficie más lisa y suave.


El siguiente paso consiste en darle un toque especial al reloj, ya que no llevara manillas, aunque si decidís ponérselas debéis hacer el agujero igualmente para pasar el mecanismo, en la parte central. Además yo le hice unos agujeros extra alrededor con una broca simple para madera, para imitar a una rueda.



Finalmente la parte de construcción ha terminado, y nos toca pintar con el color que más nos guste. En mi caso quería un gris desgastado pasado por el tiempo.

Para conseguir este efecto lo primero que hice fue dar una capa de blanco mate.


Después una capa de gris plomo (NOTA: En mi caso la pintura me salió rana y era muy mala, no cubría apenas y me toco darle dos capas, aparte era muy pegajosa y liquida, un horror de pintura, por no decir que en el bote ponía satinada y era brillante, pero lijando se soluciona este último problema).



Una vez seca la última capa, toca el proceso de envejecido, en dos pasos. El primero entre cada unión de los listones usando betún de Judea para oscurecer un poco el gris, y en el segundo un proceso de decapado para sacar la primera capa de pintura, que era la blanca. Decaparemos después porque sino mancharemos el color que se vea al decapar, y luego ya añadiremos un poco más de betún donde se necesite.


Ya para finalizar toca añadir los números, aquí podéis añadirlos todos, solo los principales, en números romanos... Como yo no me gaste nada en el reloj decidí comprar los números en metal y colocarlos todos, si queréis podéis elegir pintarlos ya que es la opción más económica, pero quería que tuviera el reloj un poco de relieve para que no fuera tan plano. Mire en algunos sitios y donde más económicos me salían eran donde compre los que use para mi carrito de trabajo (aquí) por lo que use la misma técnica, pintarlos con spray negro mate. Después los colocamos con termo cola.



¡Y listo!





Como veis es un proyecto fácil, lleva su tiempo eso sí, pero no es complicado, excepto cuando se usa la caladora con corte curvo. Es la primera vez que la uso de esta manera, y no ha salido tan perfecto como yo quería (veréis que no tiene una forma completamente redonda) pero aun así estoy muy contenta con el resultado y ese toque rústico que me tiene enamorada. 

Espero que os haya gustado y nos vemos en el próximo post.

Bss.
Image and video hosting by TinyPic

8 comentarios:

  1. Te ha quedado genial! me encanta la idea de que vaya sin manecillas.
    Feliz jueves!

    ResponderEliminar
  2. Que buena idea!!!
    Me encanta el resultado final, con ese aspecto rústico.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Otra enamorada de tu reloj¡¡ gracias por compartirlo. Un besazo

    ResponderEliminar
  4. A mí no me sale tan bien cortar con la caladora, no sé porqué... Tengo que practicar más, supongo.
    Tu reloj ha quedado muy bonito.
    Besos y buen finde.
    Anne.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo Anne, eso es práctica y cogerle el truquillo,jeje. Un besazo!

      Eliminar
  5. Muchisimas gracias, me alegro de que os haya gustado, un beso a todos!

    ResponderEliminar
  6. Pues qué bien quedo, fantástico trabajo!!
    Bss

    ResponderEliminar

Blogging tips